72. Con el Caballero del Bosque cuestionario

Por favor, matricúlate en curso antes de realizar este cuestionario.
  1. -Vuestra merced sí que es escudero como _ios manda
  2. -decía-, no como yo, que lo único que lle_o
  3. en las alforjas es un pedazo de _eso
  4. tan duro que puede descala_rar a un gigante.
  5. Así estu_ieron charlando un buen rato,
  6. y tanto llegaron a _eber,
  7. que dejaron la bota _acía y se durmieron
  8. con la comida en la _oca.
  9. Entre tanto, el Caballero del _osque
  10. le e_plicó a don Quijote que acababa de luchar
  11. contra una giganta y que _abía derrotado
  12. a más de treinta caba_eros en pocos días.
  13. -Y uno de los que _e vencido -dijo-
  14. es el mismísimo don Quijote de la _ancha,
  15. de quien sin duda ha_réis oído hablar.
  16. -En eso andáis equi_ocado -protestó don Quijote-,
  17. porque don Quijote de la Mancha soy _o.
  18. -Os repito que _e derrotado a don Quijote y,
  19. si no me creéis, ni espada pro_ará lo que digo.
  20. -Insisto, señor caballero, en que el aut_ntico
  21. _on Quijote soy yo, y estoy dispuesto
  22. a defender esta _erdad con las armas.
  23. -Acepto el desafío -concluyó el Ca_allero del Bosque-,
  24. pero será mejor que esperemos a que _amanezca
  25. para que el sol nos vea com_atir.
  26. Y bata_aremos con una condición:
  27. que el vencido quedará o_ligado a hacer todo
  28. lo que disponga el _encedor.
  29. Así que fueron a _uscar a sus escuderos
  30. para decirles que tu_ieran las armas y el caballo a punto
  31. en cuanto amaneciera, porque i_an a luchar.
  32. Sancho quedó muy asom_rado y temeroso,
  33. pero _izo lo que don Quijote le había ordenado
  34. y luego volvió a roncar hasta el al_a.
  35. Y, cuando el sol asomó por el balcón del nue_o día,
  36. lo primero que vio Sancho al a_rir los ojos fue la nariz
  37. del Escudero del _osque, que tenía un tamaño colosal,
  38. era morada como una _erenjena
  39. y estaba sembrada de _errugas por todas partes.
  40. Era, en fin, una nariz tan ho_orosa,
  41. que S_ncho se puso en pie de un salto
  42. y _echó a correr muerto de miedo.
  43. «¡Ay Dios mío», se decía, «¡_e cenado con un monstruo!».
COMPROBAR SOLUCIONES
Volver a: 72. Con el Caballero del Bosque