Los primeros padres desobedecieron

Propósitos de vida cristiana

– Aprender la «Confesión general» y el «Señor mío Jesucristo» . Se pueden recitar, como señal de arrepentimiento por los pecados, antes de la confesión y en otros momentos del día.

– Darse cuenta de que, como consecuencia del pecado original, tenemos que luchar para portarnos bien. Estar dispuestos a vivir esa lucha con alegría.

Lecciones

Los primeros padres eran muy felices en el paraíso terrenal

Dios, llevado de su amor, creó a los hombres para que un día pudieran contemplarle y vivir eternamente junto a Él.     Por eso los hizo partícipes de su vida divina. A tan grande e inmerecido don lo denominamos gracia santificante o vida en gracia.    Además, Dios los puso en un lugar estupendo -el paraíso terrenal- y les dio […]

Los hombres nacen con este pecado y sufren las consecuencias

Al ser Adán principio y cabeza del género humano, perdió él la gracia y los dones que la acompañaban, y los perdieron sus descendientes: en Adán pecó todo el género humano. Es decir, al recibir de nuestros primeros padres la naturaleza, la recibimos manchada con aquella culpa y, por tanto, privados de la gracia y […]

Preguntas de los catequistas 9

1. ¿Quiénes fueron los primeros padres?  Los primeros padres fueron Adán y Eva, de quienes procedemos todos los hombres. 2. ¿Qué dones concedió el Señor a los primeros padres?  El Señor concedió a los primeros padres el don divino de la gracia, el conocimiento de las cosas convenientes a su estado y otros dones que […]