02. Marcelino,pan y vino

MARCELINO, PAN Y VINO

    No siempre era cruel Marcelino con los animales.

    Más de una vez había ayudado al viejo «Mochito»  a cazar ratones.

    «Mochito» era el gato del convento, ya casi medio ciego y a falta de una oreja que perdió cuando joven en terrible batalla con un perro. 

    -No, hombre, por ahí no- le decía Marcelino a «Mochito» cuando andaban juntos de cacería. 

    Bien valiéndose de palos o de piedras para tapar los agujeros, Marcelino era una valiosa ayuda para  «Mochito». 

           José María Sánchez Silva

Volver a: Lectura de pequeños