Accidentes del verbo

Un solo verbo, tomando distintas formas, puede expresar distintos detalles de la acción. Así de «cantar» podemos decir: yo canto, él cantaba, nosotros cantaremos, ellos habían cantado.

   Estas variaciones se llaman accidentes del verbo. Los accidentes del verbo son cinco: voces, modos, tiempos números y personas.

La persona y el número

   Las personas gramaticales son tres (1ª, 2ª y 3ª) y los números son dos (singular y plural)

   El sujeto del verbo puede ser:

   1ª persona del singular: yo.
   2ª persona del singular: tú.
   3ª persona del singular: él, ella, ello.

   1ª persona del plural: nosotros, nosotras.
   2ª persona del plural: vosotros, vosotras.
   3ª persona del plural: ellos, ellas.

Los modos

   Es el accidente del verbo que indica cómo se realiza la acción del verbo.

   Hay cuatro modos personales porque en sus tiempos siempre hay una persona gramatical: indicativo, subjuntivo, condicional e imperativo.

   Hay tres modos no personales, porque no admiten las personas gramaticales. También se llaman formas nominales del verbo. Son el infinitivo, el participio y el gerundio.

Señalar los modos que sean personales y no personales.

Volver a: El verbo