Agentes exteriores

La superficie de la Tierra también es modificada por agentes externos, siendo los principales: los ríos, las aguas marítimas, el viento y el hielo.
   – Los ríos llevan a cabo tres labores: erosión, con la destrucción de las rocas en el curso alto. Los torrentes producen barrancos. El transporte de materiales, en el curso medio y la sedimentación en el curso bajo, dejando los materiales en el mar.
   – Las aguas marítimas. El mar tiene una gran fuerza destructora por la potencia de sus olas que chocan contra las rocas costeras y las destrozan. Las corrientes marinas también arrastran los materiales arrojados por los ríos o los arrancados por las olas.
   – El viento arrastra arenas y otras partículas pequeñas y chocan contra las rocas destruyéndolas poco a poco. El viento también puede también formar acumulaciones de arena, como las dunas.
   – El hielo. Cuando el agua se acumula en las grietas de la roca y se hiela, aumenta de volumen y actúa en forma de cuña, que con el tiempo termina por hacer saltar rocas enteras. También los glaciares producen erosión en las montañas.

Volver a: La Litosfera