Agentes interiores

La superficie de la Tierra ha sufrido y sufre continuas modificaciones, aunque éstas se producen muy lentamente. Esta evolución del relieve está originada por agentes internos y externos. Los más destacados son:
   – La sedimentación de materiales en el mar como consecuencia del arrastre de piedras y tierras por los ríos y la erosión. Los sedimentos se van juntando en el fondo del mar y hace que éste se vaya hundiendo poco a poco. (Ver el dibujo 1).
   – Plegamiento (ver dibujo 2). Las presiones laterales producen la contracción y arrugamiento de los sedimentos originando los plegamientos. Las gigantescas presiones determinaron la elevación de los materiales flexibles, de la corteza terrestre. Forman cadenas de montañas. Ejemplo: la cordillera de los Pirineos, en España.
   – Fallas (ver el tercer dibujo). Cuando los materiales de la zona eran muy rígidos se fracturaron al ser incapaces de plegarse, deslizándose unas superficies sobre las otras. El resultado de este fenómeno son las fallas. Por lo general, constituyen grandes macizos. Ejemplo: la Sierra Morena, en España.

Volver a: La Litosfera