Lección de Bautismo de Jesús

Entonces vino Jesús al Jordán desde Galilea para ser bautizado por Juan. Pero éste se le resistía diciendo: Soy yo quien necesita ser bautizado por ti, ¿cómo vienes tú a mí? Respondiendo Jesús le dijo: Déjame ahora, así es como debemos nosotros cumplir toda justicia.

   Entonces Juan se lo permitió. Inmediatamente después de ser bautizado, Jesús salió del agua y he aquí que se le abrieron los Cielos y vio al Espíritu de Dios que descendía en forma de paloma y venía sobre él. Y una voz del Cielo que decía: Éste es mi Hijo, el amado, en quien me he complacido. Jesús tenía unos treinta años. (Mateo, 3, 13-17)

—  
   En el Bautismo de Jesús se revela el misterio de la Santísima Trinidad: el Hijo, que recibe el Bautismo; el Espíritu Santo, que desciende sobre Él en figura de paloma; y la voz del Padre, que da testimonio de la persona de su Hijo. En el nombre de las tres divinas Personas habrán de ser bautizados todos los cristianos.

Pintura: Bautismo de Cristo. PERUGINO, Pietro. Capilla Sixtina. Vaticano)

Volver a: Preparación de la vida pública