Lección de Causas de la ruptura

– Buscar la propia realización. El matrimonio no es el lugar apropiado para afirmar la propia personalidad. Se va a constituir algo nuevo, distinto, formado por el «nosotros», mediante la donación recíproca de los dos esposos. No se busca la felicidad directamente, pero el efecto trae la mejora y la felicidad de cada uno de ellos.

   El egoísmo de buscarse a sí mismo, el placer y el bienestar suele ser la causa más frecuente de los divorcios, porque el amor consiste en el desprendimiento y la entrega.

– La falta de conocimiento mutuo. Los que se casan jóvenes o han tenido un noviazgo breve no suelen tener un conocimiento mutuo suficiente. El afecto forja un a imagen retocada e idealizada del otro en la que solo se ven los valores positivos y se ensalzan en grado sumo, mientras que se ponen entre paréntesis los defectos y los aspectos menos favorables.

Con la convivencia se llega a una visión más realista, con los defectos más evidentes, y esta situación hay que aceptarla con generosidad.

(Pintura: Retrato de los padres del artista. BRAY, Jan de. Colección privada)

Volver a: El fracaso matrimonial