Circulación

(Observar en los dibujos que el lado izquierdo y derecho se refieren a la persona del corazón y para nosotros están al revés)

Podemos distinguir la «pequeña circulación» entre el corazón y el pulmón y otra «gran circulación» entre el corazón y el resto de los órganos del cuerpo.

   Veamos el recorrido de la sangre:

   – De los pulmones sale sangre roja oxigenada y por la vena pulmonar llega a la aurícula izquierda.

   – De la aurícula izquierda pasa al ventrículo izquierdo y éste envía la sangre a través de la arteria Aorta al intestino, al riñón y a los capilares.

   – En los capilares la sangre pierde el oxígeno y se carga de dióxido de carbono (CO2).

   – Vuelve por la vena cava a la aurícula derecha y pasando por el ventrículo derecho a los pulmones a través de la arteria pulmonar.

   – En los pulmones toma el oxígeno del aire y deja el dióxido de carbono.

   – Esa sangre oxigenada vuelve a iniciar el recorrido.

Volver a: Aparato circulatorio