Lección de Cuidar el uno del otro

El amor implica la preocupación por la vida del ser amado y cuidarlo.  El marido y la mujer expresan su amor cuidando el uno del otro. La persona amada, igual que una planta, necesita cuidados continuos: dedicarle tiempo diario sin prisas, ser acompañada, comprendida, apreciada, consolada, etc.

   Hay poca costumbre de cuidar al otro cónyuge. Ordinariamente se preocupan de los hijos, pero prestan poca atención a la pareja.

   La felicidad conyugal se fomenta borrando los malos recuerdos, la lista de agravios y los disgustos del día. No quedarse con las cosas malas del pasado; lo de hoy se arregla hoy y cada día comenzar sin rencores ni sentimientos no aclarados. Es una buena práctica no ir a la cama enfadados entre sí. Perdonar y olvidar y hacer las paces antes de irse a dormir.

(Pintura: El artista y su familia. LARGILLIERE, Nicolás de. Museo de Louvre. París)

Volver a: Resolver la crisis