Lección de Dios creó al hombre

Dice el Antiguo Testamento que Dios fue creando a todos los seres de la tierra y de la tierra. Los inferiores son los de naturaleza inanimada (sin vida), como las piedras; después vienen las plantas (que crecen, se reproducen y no se mueven); después los animales (que se mueven), y por fin el hombre, compuesto de cuerpo y alma, con mayor dignidad que los anteriores. El hombre es el rey de la creación visible. Por encima del hombre, los ángeles son las criaturas más perfectas.

   El hombre es un ser:

   – RACIONAL o inteligente. Los animales no piensan, pero el hombre puede pensar y hablar con palabras. Tiene entendimiento.

   – LIBRE. Los animales actúan por instintos, pero el hombre es libre para elegir una cosa u otra; puede hacer el bien o el mal. El hombre es libre pero también es responsable de sus actos. El hombre tiene voluntad para decidir.

   Nuestros padres han sido colaboradores de Dios para darnos la vida del cuerpo. El alma ha sido creada directamente por Dios. Nuestra alma es espíritu y no morirá nunca, es inmortal.

   El hombre ha sido creado para conocer, amar, servir y obedecer a Dios en la tierra y después gozar de Dios para siempre en el cielo.

Volver a: 6. Creación del hombre