Efectos de la Confirmación

 – Se recibe la plenitud del Espíritu Santo con sus dones. Los dones son gracias particulares que iluminan, fortalecen y perfeccionan el alma, ayudándonos a practicar las virtudes y facilitándonos la salvación. Estos dones son siete: sabiduría, entendimiento, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor de Dios.

   – Aumenta la gracia santificante.

   – Imprime en el alma un carácter imborrable de soldados de Cristo. La Confirmación fortalece la fe y nos hace testigos de Jesucristo. Nos da fuerzas para defender la fe y defendernos de los enemigos exteriores, como el demonio, el mal ejemplo o las persecuciones, ya sean abiertas o disimuladas.

Volver a: La Confirmación