El Neolítico

Entre los años 8.000 y 6.000 a. C. hubo un cambio climático favorable con aumento de las temperaturas. Esto motivó nuevos modos de alimentarse: descubrió la agricultura, la ganadería y la cerámica. A esta revolución cultural se le llama Neolítico.

   Parte de la humanidad se hizo sedentaria y se agrupó en aldeas y ciudades. Surgieron los primeros oficios artesanos que construían azadas  para cavar la tierra, hoces  de piedra para segar el trigo y molinos para moler el grano.

   Al inventar la rueda pudieron hacer el carro y el torno del alfarero. Otro invento importante fue el arado, que tirado por bueyes o asnos permitía labrar la tierra.

Volver a: La Edad de Piedra