Lección de El primer milagro de Jesús

Jesús convirtió el agua de las jarras o tinajas en un buen vino.  

   Cuando el jefe del banquete probó el agua transformada en vino, llamó al esposo y le dijo:
– Todos sirven al principio el vino bueno y al final el peor. Pero tú has guardado el mejor vino hasta ahora.

   Con este primer milagro hecho a petición de su madre María, Jesús manifestó su gloria y sus discípulos
creyeron en él.

Volver a: Los primeros discípulos