Lección de Este ser eterno es Dios

El ser eterno, por el hecho de existir desde toda la eternidad, posee un atributo, una perfección infinita: la eternidad, que es una duración sin principio ni fin. Pero, como los atributos de un ser no pueden ser superiores a su naturaleza, a su esencia, al modo que el brazo del hombre no puede ser más grande que el hombre mismo; se sigue de aquí que el ser eterno, por el hecho de poseer un atributo infinito, posee también una naturaleza, una esencia infinitas; luego es infinito en toda clase de perfecciones.

   Lo que es infinito bajo un aspecto lo es bajo todos.

(Pintura: Yendo al mercado. BRUEGHEL, Jan el Viejo.Museo Kunsthistorisches. Viena.)1. Para qué estamos en la tierra

Volver a: La necesidad de un ser eterno