Lección de Evocación y temporalización

Evocación es la representación en la memoria de algo percibido, vivido o conocido en el pasado.

   Los hechos psíquicos se ensartan unos con otros según las leyes de asociación estudiadas.

   Cuando la evocación es inmediata, sin que intervenga la voluntad, entonces se llama evocación espontánea.  Ejemplo: al recordar el lugar de nacimiento, es fácil evocar las calles, los árboles, los juegos, los padres y hermanos.

   La evocación es voluntaria cuando interviene la voluntad. Nos esforzamos por recordar, por traer el pasado al presente. Cuando el profesor pregunta la lección, el alumno tiene que hacer un esfuerzo voluntario, ha de recordar.

   Además de recordar las ideas y las cosas también recordamos el tiempo en que ocurrieron los acontecimientos, es decir, los situamos en el tiempo. Hay que distinguir el «localizar» que es determinar el lugar o espacio que ocupa una cosa, de «temporalizar», que es determinar el tiempo en el que ocurrió.

   Para temporalizar nos apoyamos en recuerdos importantes, como la fecha que aprobamos un examen importante, o tuvimos una enfermedad o cuando hicimos un viaje.

Volver a: La memoria