Lección de Expectativas exageradas

– La expectativas exageradas. Muchas crisis matrimoniales surgen cuando se esperaba demasiado del matrimonio, en lugar de ir a mar y servir al otro. Algunos piensan que la felicidad de los momentos del noviazgo se mantendrán para siempre.

   Otros piensan que el otro es perfecto y tras la primera riña un poco seria, piensan que sus caracteres son incompatibles. Otros confían que el matrimonio resolverá automáticamente todos los problemas, tanto profesionales, como económicos, como la disfunción sexual, etc. Siendo realita se comprende que esto no se resuelve solo.

– No dedicar tiempo para estar juntos. En la sociedad actual hay un exceso de actividades y de prisas que impide a los esposos estar tranquilamente juntos, para dialogar, para escucharse y amarse. Falta el tiempo para distraerse, mostrarse el afecto y alimentar el amor conyugal. Puede vivir al lado del otro, pero se sienten como extraños y sin nada que decirse. Algunos matrimonios resuelven este problema escapándose un fin de semana los dos solos para descansar y hablar en profundidad.

(Pintura: Sagrada Familia. ANDREA DEL SARTO. Galería Nacional de Arte Antiguo. Roma)

Volver a: El fracaso matrimonial