Fecundación de la flor

Cuando la flor está madura, las anteras (del estambre) se abren y el polen se escapa. Unos granos de polen caen en el estigma (del pistilo) y otros son transportados hasta el estigma de otras flores por el viento o los insectos.

   En el dibujo vemos cómo una abeja va a buscar el néctar (alimento dulce) de la flor y sus patas se llenan de granos de polen. Cuando va a otra flor, deja esos granos en el nuevo estigma.

   El grano de polen baja desde el estigma, a través del estilo, hasta el ovario y se une al óvulo. En ese momento se produce la fecundación y comienza una nueva vida, que dará lugar al fruto y las semillas.

Volver a: La reproducción