Lección de Formación de las galaxias y planetas

Muchos miles y millones de estrellas pueden luego, por la fuerza gravitatoria, aglomerarse para formar una galaxia. Y las galaxias pequeñas pueden unirse para formar galaxias enormes. Y todo esto mientras el universo se expande. Y así tenemos un universo hoy en el que hay aproximadamente al alcance de nuestros telescopios, 100.000 millones de galaxias. Y una galaxia es una ciudad, podríamos decir, una ciudad cósmica, con unos 100.000 millones de estrellas, como el Sol. De modo que el universo parece ahora estructurado en enormes grupos de miles de galaxias, cada una con miles de millones de estrellas.

   Al formarse una estrella, de lo que sobra a su alrededor, se pueden formar planetas. Y así podemos decir que hace casi 5.000 millones de años se formó el Sistema Solar, en que el Sol se llevó casi toda la masa que se estaba construyendo, pero una milésima parte de la masa quedó en forma de planetas.

   Así tenemos la idea de cómo aparece la Tierra hace casi 4.500 millones de años, como resultado de la formación de todo el Sistema Solar. Una vez que tenemos planetas, todavía podemos encontrar planetas que son casi todo roca, como la Tierra y la roca es de componentes metálicos casi todo. Otros planetas como Júpiter son casi exclusivamente gas, hidrógeno y helio.  Es importante porque no podría existir la humanidad en un planeta en que fuese casi todo gas. De modo que la estructura del universo usa fuerzas de la materia para dar lugar a su jerarquía de estructuras  gigantescas: las galaxias, las estrellas, los sistemas planetarios y finalmente un planeta habitable, por lo menos uno, en el Sistema Solar, que es la Tierra. Ésta es el proceso larguísimo que ha durado miles de millones de años, gracias a las cuatro fuerzas de la materia.

 (Texto original del P. Manuel M. Carreira S.J. Astrofísico)

Volver a: Formación de las estrellas