Grito en el mar

Me pareció que abajo, muy abajo, entre aquellos remolinos turbios, veía una barca con la quilla al descubierto; las olas la lanzaban  como un ariete contra las peñas y, al chocar, crujía como si se quejara dulcemente. El mar tomó un color de tinta; el viento murmuró con más fuerza; las olas siguieron mugiendo y mugiendo.

        PÍO BAROJA

Pulsar la opción correcta.

Volver a: Grito en el mar