Higiene del aparato respiratorio

Al pasar el aire por las fosas nasales, se limpia, se calienta y humedece llegando en buenas condiciones a los pulmones. Por eso se habrán que tener en cuenta estas precauciones:

   – Debemos inspirar por la nariz y espirar por la boca.

   – Mantener la nariz siempre limpia.

   – Ventilar las habitaciones para evitar que respiremos aire viciado o con mucho dióxido de carbono (ver dibujo lateral).

   – Hacer ejercicios respiratorios para desarrollar los pulmones.

   – No dormir en habitaciones donde haya plantas porque durante la noche expulsan dióxido de carbono.

   – No debemos hablar mientras comemos para no atragantarnos.

Volver a: Aparato respiratorio