Lección de Información y formación

Se considera indispensable una auténtica educación sexual, caracterizada por la información y la formación. Pero una información detallada y artificial puede desunir a la pareja después de un periodo más o menos largo, ya que ambos se ven como amantes más que como esposos.

   Cuando la educación sexual exalta el placer por sí mismo, ascendiendo a la cima de lo erótico-sexual, el hombre suele perderse a sí mismo. olvidando que es humano y se aleja del camino de la felicidad.

   En otras ocasiones la información que se da es un catálogo de posturas, técnicas y preparaciones para la relación sexual. También se informa de todos los medios para evitar el embarazo, como el uso del preservativo, píldora del día después, etc. Pero ¿consiste la felicidad sobre todo en la obtención del placer? Este criterio es reduccionista y olvida la verdadera grandeza del amor.

    Para que haya formación, se ha de hablar de un auténtico encuentro personal en el que prima la afectividad.

(Pintura: Señor y señora John Julius Angerstein. LAWRENCE, Sir Thomas. Museo de Louvre. París)

Volver a: Educación sexual