Lección de La adoración de los Magos

Los Magos se fueron hacia Belén. La estrella que habían visto en Oriente iba delante de ellos y se paró encima del lugar donde estaba Jesús. Entraron en la casa y encontraron al niño y a su madre María. Los saludaron y adoraron al niño. Le ofrecieron tres regalos de oro, incienso y mirra.

   Después, advertidos en sueños para que no pasaran de nuevo por el palacio de Herodes, tomaron otro camino para volver a su país.

Volver a: La adoración de los Magos