Lección de La Anunciación

Duración: 10 minutos

Se aparece el ángel Gabriel

   Dios envió al ángel Gabriel a una joven llamada María, que era novia de José, descendiente de la familia de David.

   El ángel entró en la casa y le dijo: Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor está contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres.

   Al oír estas palabras, María tuvo miedo y se preguntó que podrán significar aquellas palabras.

María va a ser madre

    Ante el miedo de María, el ángel le dijo: No temas, porque has hallado la amistad de Dios, vas a quedarte embarazada, tendrás un niño y le pondrás por nombre Jesús. Será grande y le llamarán Hijo del Altísimo y su reino durará siempre.

   Pero María tenía una duda: ¿Cómo voy a ser madre siendo virgen? Pero Gabriel le dijo: El Espíritu Santo estará contigo porque para Dios no hay nada imposible.

   María aceptó ser la madre de Jesús y dijo: Aquí está la esclava del Señor, que se haga como has dicho. Entonces Gabriel se marchó.

María visita a Isabel

   Como Isabel estaba embarazada, la virgen María fue a ayudarle. Cuando entró en casa de Zacarías, su prima Isabel se llenó de alegría y dijo: Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. ¿Cómo es posible que la madre de mi Señor venga a visitarme? Pues en cuanto llegó tu saludo a mis oídos, el niño saltó de gozo en mi seno. María respondió: Alabo al Señor que por mí ha hecho maravillas.

   María se quedó ayudando a Isabel durante tres meses hasta que ésta tuvo a un niño que le llamaron Juan. En aquel momento Zacarías recobró el habla y María volvió a su casa de Nazaret.

Volver a: Vida de Jesús para los pequeños (juego de palabras)