Lección de La Biblia como libro histórico

La forma más fácil de conocer a Dios es el testimonio de la historia.

   Si consideramos la Biblia como un libro histórico, sabemos que está revestida de todos los caracteres de veracidad exigidos por la ciencia.

   No se pueden negar los hechos históricos de la Biblia, como tampoco se pueden negar las victorias de Alejandro Magno o de Napoleón.

(Pintura: Vendedora de verdura. BEUCKLAER, Joaquim. Museo de Antwerp)

Volver a: Los hechos de la historia