La comunión de los santos

Todos los miembros vivos de la Iglesia están unidos a Jesucristo por la gracia y se unen entre sí formando el Cuerpo de Cristo. Todos participan de los mismos bienes espirituales y esto es la Comunión (común unión) de los santos.

   La Iglesia la formamos no solo los bautizados que vivimos en la tierra (Iglesia militante) si no también los santos en el cielo (Iglesia triunfante) y los que están purificando su alma en el purgatorio antes de entrar en el cielo (Iglesia purgante). Nos podemos ayudar entre todos con los méritos de Jesucristo, de la Santísima Virgen y de los santos; de la Santa Misa, de los sacramentos y de las oraciones y buenas obras de los fieles.

   La Iglesia triunfante del cielo puede ayudar a los de la tierra y a los del purgatorio.

   La iglesia militante de la tierra puede ayudar a los del purgatorio.

Volver a: La Comunión de los santos