Lección de La hija de Jairo

 Jairo era el jefe de la sinagoga de Cafarnaún y se arrojó a los pies de Jesús pidiéndole  que fuera a su casa. Tenía una hija única de doce años y estaba a punto de morir. Le pidió:

   – Ven y sánala. Mientras esto ocurría llegó gente y le dijo:

   – Tu hija ha muerto, no molestes al Maestro. Pero Jesús dijo a Jairo:

   – ¡No temas, ten fe! Fue a casa de Jairo y encontró a mucha gente que lloraba y gritaba.

   – ¿Por qué tanto estrépito? – exclamó. La niña duerme. Entró en la habitación donde estaba la muchacha, la tomó por la mano y le dijo:

   – ¡Levántate! y ella se levantó.

   – Dadle de comer.- ordenó Jesús.

Volver a: Tres milagros