La islamización

Es el proceso por el cual una parte de la Península Ibérica asimila la cultura árabe, que influye también en los Estados cristianos. Podemos distinguir:

   – LA POBLACIÓN. Había varias clases sociales y razas:
   + La población anterior formada por los hispanorromanos y visigodos constituía el 90% de la población total. Los mozárabes eran cristianos y los muladíes eran los convertidos al islamismo.
   + Los árabes eran muy pocos pero los más influyentes.
   + Los berberiscos constituían la gran masa de combatientes invasores.
   + La convivencia entre cristianos y musulmanes fue pacífica en muchos períodos de la Reconquista. Ver el dibujo superior del «Libro de Ajedrez» de Alfonso X el Sabio en el que echan una partida un caballero cristiano y un guerrero musulmán.

   – LA ECONOMÍA. Al-Ándalus era considerada la tierra privilegiada del mundo islámico.
   + En agricultura cultivaban el trigo, el olivo, la vid, los cultivos de huerta, los árboles frutales, el arroz y la caña de azúcar.
   + En cuanto a la minería explotaban minas de hierro, plata, oro, mercurio, plomo y estaño.
   + En industria sobresalió la textil, cerámica, cristalería, cuero y orfebrería.
   + El comercio prosperó espléndidamente con Siria, Egipto, Bizancio y otros países.

   – EL DESARROLLO DEL SABER tuvo la protección de emires y califas.
   + La enseñanza se impartía en las mezquitas y consistía en la lectura y escritura del Corán.
   + También cultivaron la poesía, la historia, la filosofía y las ciencias.

Volver a: Los musulmanes en España