Lección de La ley moral

Existe una ley moral, objetiva, universal, inmutable que manda hacer el bien, prohíbe el mal y domina en la conciencia de todos los hombres. Cuando obedecen a esta ley moral son felices y cuando la rechazan sienten remordimientos.

   Esta ley solo puede venir de Dios, pues no hay ley sin legislador. Dios es el legislador supremo que manda a los hombres el deber de practicar el bien y evitar el mal; es el testigo de nuestros actos; el juez que premia o castiga, mediante las alegrías o los tormentos de la conciencia.

(Pintura: La pesca milagrosa. RAFAEL, Sanzio de Urbino. Museo Victoria y Alberto. Londres)

Volver a: La ley moral