Lección de La ley natural

La ley natural es la parte de la ley eterna correspondiente a la criatura racional (hombre).

   En todos los lugares y en todos los tiempos se ha reconocido una ley que no depende de la voluntad del hombre. En los distintos países ha habido variaciones accidentales, pero no esenciales. Todos los hombres han juzgado que el asesinato es una mala acción.

   La ley eterna se extiende a todos los seres y como el hombre es un ser, ha de estar sometido a la ley eterna o mejor dicho a una parte de ella que es la ley natural.

   Los niños pequeños, aunque nadie se lo enseñe, distinguen lo justo de lo injusto, lo bueno de lo malo.

   La ley natural comprende la conservación de la vida, la procreación y la dignidad en la manera de vivir. Hay que utilizar la razón en el trato social y la cooperación de unos hombres con otros. La procreación debe hacerse al modo humano, es decir, dentro del matrimonio y promoviendo la educación de los hijos. El hombre ha de buscar la verdad en todos los campos para el progreso científico y su formación personal.

   La ley natural es universal e inmutable, es decir, se refiere a todos los hombres. La especie humana de distintas razas y culturas no cambia esencialmente y la ley natural tampoco cambia esencialmente con el tiempo.

Volver a: Las leyes