La Luna y sus fases

La Luna es el único satélite de la Tierra y no tiene luz ni calor propios. El color blanco pálido que observamos es un reflejo de la luz del Sol.
Es 50 veces más pequeña que la Tierra y está a 385.000 km de distancia. Con un avión que volara a 800 km por hora, tardaríamos 20 días en llegar a la Luna.
Tiene dos movimientos: el de rotación sobre su eje y el de traslación, alrededor de la Tierra. Estos dos movimientos son sincrónicos con los de la Tierra, es decir, tienen la misma duración (28 días) por lo que siempre vemos la misma cara de la Luna.

Fases de la Luna
A la Luna no la vemos siempre con el mismo aspecto. Esto se debe a que desde la Tierra vemos cambiar cada día su superficie iluminada.

   Podemos distinguir cuatro fases:

   – Luna nueva, cuando se ve toda oscura.

   – Cuarto creciente, en que la Luna aumenta cada día su visibilidad al ver la zona que le da el Sol.

   – Luna llena, cuando la vemos toda iluminada.

   – Cuarto menguante, en que la Luna va disminuyendo su visibilidad.

Volver a: El Sistema Solar