La población

El número de personas que viven en el mundo ha ido creciendo a lo largo de la historia y su distribución en los distintos países es diversa: unos países tienen mucha población y otros poca.

   – Hasta el siglo XV (antes de 1500) el crecimiento era muy lento. Muchas personas morían a causa de las guerras, las enfermedades y el hambre.

   – En los siglos XVI y XVII el crecimiento fue moderado, por la menor incidencia de las epidemias.

   – En los siglos XVIII, XIX, XX y lo que va del XXI el crecimiento ha sido muy rápido, por los avances de la Medicina y la mejor alimentación.

   La población crece cuando los nacimientos superan a las defunciones, es decir, cuando la natalidad es superior a la mortalidad.

Volver a: La población