La sangre

El aparato circulatorio transporta la sangre por todo el organismo. La sangre toma el oxígeno del aparato respiratorio y las sustancias alimenticias del aparato digestivo y los distribuye por todo el cuerpo humano. Además de la sangre recoge los desechos y los lleva a los riñones para expulsarlos por la orina y el dióxido de carbono y lo lleva a los pulmones para expulsarlo al aire al respirar.
   En el organismo de un hombre hay unos cinco litros de sangre. La sangre está formada por:
   – Los glóbulos rojos son los encargados de transportar el oxígeno. En una gota de sangre hay entre 5 y 6 millones de glóbulos rojos.
   – Los glóbulos blancos son algo más grandes que los rojos. Hay unos siete mil en una gota. Su misión es defender al organismo de las infecciones: envuelven a los microbios y los devoran.
   – Las plaquetas son células muy pequeñas. Hay unas trescientas mil en cada gota. Su misión es taponar las heridas de las venas y arterias.
   – El plasma es un líquido incoloro formado por agua y sales disueltas. Es el encargado de dejar en los riñones los productos de desecho.

Volver a: Aparato circulatorio