Lección de La tempestad calmada

Jesús subió con sus discípulos a una barca. Se levantó en el mar una gran tempestad y las olas cubrían la barca; pero él dormía.

   Se le acercaron y le despertaron diciendo:

   – ¡Señor, sálvanos que perecemos!. Jesús les respondió:

   – ¿Por qué tenéis miedo, hombres de poca fe? Entonces de levantó, mandó a los vientos y al mar y se produjo una gran bonanza. Los hombres se admiraron y dijeron:

   – ¿Quién es éste que hasta los vientos y el mar obedecen?

Volver a: Tres milagros