Lección de La vida pública de Jesús

Durante los tres años en los que Jesús se manifestó el mundo ocurrieron muchas cosas pero podemos destacar el bautismo en el río Jordán, las bodas de Caná, la predicación, la transfiguración y la Eucaristía.

   Jesús fue al río Jordán para que lo bautizara Juan el Bautista. Después de ser bautizado, Jesús vio bajar sobre Él al Espíritu Santo en forma de paloma y se oyó una voz del Padre desde el cielo decía: «Éste es mi Hijo, el Amado, en quien me he complacido. Escuchadle.» (Mt 17, 5). Es la manifestación de las tres Personas de la Santísima Trinidad.

   En Caná de Galilea hizo el primer milagro. Estaban en unas bodas y se quedaron sin vino. La madre de Jesús le dijo: No tienen vino y mandó a los sirvientes que llenaran de agua seis tinajas de piedra de unos cien litros cada una y las convirtió en vino bueno. Con este milagro manifestó su gloria y sus discípulos creyeron en Él. Después hizo otros muchos milagros como hacer ver a los ciegos, hablar a los mudos, curar a los leprosos, resucitar a algunos muertos, calmar la tempestad, expulsar a los demonios y perdonar los pecados. Sólo Dios puede hacer milagros porque es todopoderoso.

   Jesús predicó el Evangelio o la Buena Noticia: Dios es mi Padre y vuestro Padre y todos vosotros sois hermanos. Explicó las Bienaventuranzas, en las que alaba a los pobres de espíritu, los misericordiosos, los que siembran la paz y los que tienen el corazón bueno y limpio. Predicó con muchas parábolas, tomando los ejemplos de la vida diaria.

Volver a: 11. Vida pública de Jesús