Las fuentes de la Historia

Podemos conocer la Historia por los restos que se estudian directamente en los yacimientos donde se hallan, es decir, en las excavaciones (ver el dibujo) o en los museos, en donde están recogidos. Los documentos que se han escrito los hombres los podemos estudiar en los archivos.

Las ciencias auxiliares de la Historia

   Son las que auxilian o ayudan a comprender la Historia. Las más importantes son:

   – La Cronología, que estudia la forma de contar el tiempo.

   – La Paleografía, que estudia la escritura.

   – La Numismática, que estudia las monedas.

   – La Geografía, que nos indica los lugares donde han ocurrido los hechos históricos.

   – La Arqueología, que estudia las civilizaciones de la Prehistoria y la Antigüedad.

Volver a: Concepto de Historia