Lección de Las guerras púnicas y la expansión romana

En el Norte de África, la ciudad de Cartago había organizado un fuerte Imperio Cartaginés que impedía la expansión de Roma. Las guerras entre Roma y Cartago se llaman guerras púnicas. Fueron tres:

   – En la primera guerra púnica los romanos se apoderaron de Sicilia.

   – En la segunda, los cartagineses se decidieron a conquistar la península ibérica y al frente de Aníbal pasaron los Pirineos y los Alpes llegando a cerca de Roma, pero no la tomaron. Pero los romanos atacaron a Ampurias (España) y luego a Cartago, donde vencieron en la batalla de Zama.

   – En la tercera guerra púnica Escipión Emiliano tomó la ciudad de Cartago y la destruyó.

   La expansión romana. Los romanos conquistaron los territorios alrededor del Mediterráneo para convertirlo en un lago romano, es decir, en el «Mare Nostrum» o mar nuestro.

   Se anexionaron MacedoniaGreciaSiria y finalmente Egipto. Pero estas grandes conquistas tuvieron consecuencias negativas: al entrar en contacto con el mundo oriental degeneraron las costumbres. Las guerras enriquecieron a unos pocos publicanos y arruinó a la mayor parte de los pequeños propietarios. Esto originó muchas rebeldías. Todo lo oriental se puso de moda, creció la inmoralidad y los romanos perdieron las virtudes que forjaron su grandeza.

   Se formaron dos triunviratos: el primero estaba formado por César, Pompeyo y Craso, pero quedó César como dictador vitalicio. Fue asesinado por Bruto y Casio.

   El segundo triunvirato, formado por Marco Antonio, Octavio y Lépido, también fracasó. Octavio quedó dueño absoluto del Imperio.

Volver a: Historia de Roma