Literatura y arte cristiano

Los cristianos tomaron de los romanos muchos elementos de su cultura, como la lengua, los conocimientos científicos y el sistema de construcción. Además impidieron su desaparición después del Imperio Romano, transmitiendo esos conocimientos y la cultura helenística hasta nosotros.

   Entre los creyentes había analfabetos y otros que eran sabios a los que se les llamó Padres de la Iglesia, como San JerónimoSan Ambrosio y San Agustín. Estos escribían en latín y San Basilio y San Juan Crisóstomo, que lo hacían en griego.

   El arte cristiano nació en las catacumbas y cuando el número de fieles aumentó se emplearon las basílicas paganas, poniéndolas al servicio de la nueva religión.

   De la antigua arquitectura cristiana se conserva la basílica de San Pablo Extramuros, en Roma. También son abundantes los sarcófagos o tumbas. La figura del margen representa el relieve de sarcófago, constituido por las primeras letras del nombre de Cristo en griego. Otras figuras representan al Buen Pastor.

Volver a: Civilización cristiana