Lección de Los monasterios

Desde el siglo III d. C. hubo cristianos que se retiraban a lugares desiertos para dedicarse solamente a la oración. Unos eran eremitas, que viven en el desierto y otros monjes o solitarios. Distinguimos varias etapas:

   – LOS PRIMEROS MONASTERIOS. Varios eremitas se unieron formando monasterios, el primero de los cuales se fundó en Egipto el año 350 d. C. San Antonio Abad repartió sus bienes entre los pobres y entró en un monasterio.

   – LA ORDEN BENEDICTINA. Fue fundada  por San Benito, un noble italiano. Su regla imponía a los monjes la oración y el trabajo. En cada monasterio había tierras de cultivo, molinos y talleres.

   – LAS NUEVAS ÓRDENES MONÁSTICAS. El abad Odón del monasterio de Cluny elaboró la reforma de la Orden Benedictina y surgieron los cluniacenses. Más tarde San Bernardo de Claraval, desde el monasterio de Citeaux hizo otra reforma y surgieron los cistercienses.

   – LAS ÓRDENES MENDICANTES. Además de dedicarse a la oración, llevaban una vida de predicación entre el pueblo para su propia salvación y contribuir a la salvación general de los fieles. San Francisco de Asís fundó los franciscanos (ver el gráfico superior. Fresco de Giotto. Asís. Italia) y Santo Domingo de Guzmán a los dominicos.

Volver a: Las instituciones