Oraciones subordinadas

Son aquellas que haciendo el oficio de sujeto, predicado o complemento, de otras llamadas principales completan o explican su sentido. Ejemplos: los que son valientes luchan con valor (el sujeto de «luchan» es «los que son valientes»), no queremos que maten focas (el complemento directo de «queremos» es «que maten focas»).

Señalar si en las oraciones las palabras que se encuentran entre paréntesis hacen funciones de sujeto, atributo o complemento de sustantivo.

Volver a: Subordinadas sustantivas