Lección de Otros consejos

 4. No agredir al otro con calificaciones ofensivas personales, evitando los desprecios y las frases irónicas que tanto duelen.

   5. No proyectar en el cónyuge y en los hijos las propias preocupaciones. y problemas. personales originados en el trabajo o en otros ámbitos. Es preferible desaparecer momentáneamente de la escena y volver con más serenidad.

   6. No hacer un a lista de agravios con las posibles ofensas, humillaciones o burlas que el otro cónyuge ha realizado. No echarle nunca en cara esta retahíla de agravios. Esforzarse por perdonar y olvidar.

   7. Esforzarse por comprender que la rabieta del otro se debe a una momentánea necesidad de desahogo.

(Pintura: La familia del artista con Juan Bautista. MENGS, Antón Rafael. Colección privada)

Volver a: Aprender a discutir