Lección de Otros hechos de Jesús

Jesús continuaba recorriendo las ciudades y aldeas predicando a sus habitantes y por los caminos. Y hacía numerosos milagros, entre los cuales se cuentan, por estos días, el del endemoniado ciego y mudo, al que siguió una violenta disputa con los fariseos, con aquella sublime frase:

   – El que no está conmigo está contra Mí (Lucas, 11, 23)

   Otra profecía hizo Jesús sobre su Pasión, Muerte y Resurrección, con el símil del profeta Jonás, contra aquella generación malvada y adúltera:

   – Así como Jonás estuvo tres días y sus noches en el vientre de la ballena, así estará el Hijo del Hombre tres días y tres noches en el seno de la tierra. (Mateo, 12, 4)


Con estas  palabras Jesucristo muestra que su Resurrección gloriosa es la «señal» por excelencia, la prueba decisiva del carácter divino de su persona, de su misión y de su doctrina.

(Pintura: Cristo y la mujer samaritana. GREBBER, Pieter de. Colección privada)

Volver a: La mujer pecadora