Lección de Panteísmo, agnosticismo y teísmo

Los panteístas sostienen que el concepto «ser» es unívoco, que siempre designa lo mismo. Dicen que todo es uno. La Naturaleza es Dios, pues son la misma cosa.

   Los agnósticos sostienen que el concepto «ser» es equívoco y afirman que es aplicable a las cosas y a las criaturas, pero es inaplicable a Dios. Dicen que el ser de Dios no sería en nada parecido al ser de las criaturas, y por tanto no podríamos decir nada de Dios. No podemos conocer a Dios.

   Los teístas sostienen que el término «ser» es análogo y se puede aplicar a múltiples modos de ser como: actual, potencial, material, espiritual, finito e infinito. Por tanto el término «ser» también se puede aplicar analógicamente a las criaturas y a Dios.

Consecuencias

El principio de analogía del ser es muy importante porque rechaza el panteísmo (solo hay un ser); el agnosticismo (no podemos conocer nada de Dios) y el positivismo (solo conocemos lo sensible, medible y contable).

   Nuestra inteligencia no puede conocer plenamente a Dios, pues seríamos como Él. Pero si podemos conocer algo de Dios y, por consiguiente, el hombre formado ha de conocer en lo que pueda a Dios, su doctrina y su moral.

Volver a: La analogía del ser