Lección de Quiénes pertenecen a la Iglesia

   A la Iglesia pertenecemos los cristianos de la tierra (Iglesia militante), los que ya están en el cielo (Iglesia triunfante) y los que están en el purgatorio, purificando su alma (Iglesia purgante).

   Los miembros que están en la tierra son diferentes según su posición en la Iglesia: el Papa, los obispos, los sacerdotes, los laicos… pero todos colaboran para llevar a cabo la misión que Cristo confió a sus Apóstoles: predicar el Evangelio y los mandamientos y comunicar la vida sobrenatural a las almas mediante los sacramentos, para que todos alcancen la salvación en el cielo.

   El Papa o Romano Pontífice es el Vicario de Cristo en la tierra que hace sus veces en el gobierno de la Iglesia. No puede equivocarse cuando define doctrinas de fe y de moral como maestro de toda la Iglesia.

Los obispos son los sucesores de los Apóstoles, puestos por el Espíritu Santo para regir sus diócesis bajo la autoridad del Papa.

   Los presbíteros o sacerdotes y los diáconos cooperan con el obispo en la edificación de la Iglesia.

   Los laicos o seglares están llamados a ser santos como los demás miembros de la Iglesia.

   Los religiosos dan un admirable testimonio al mundo con su oración y ejemplo.

Volver a: 15. La Iglesia