Lección de Reconozco mis fallos y rectifico 2

 Todo esto se puede resumir en estas palabras:

    «Pensar» antes de actuar.

    «Prever» las consecuencias.

    «Decidir» libremente.

    «Comprometerse» con lo decidido.

    «Responder».

    La responsabilidad modera las fluctuaciones de la libertad. La persona responsable decide teniendo en cuenta el deber; la irresponsable, en cambio, decide a impulsos de lo que le apetece o le disgusta. El primero usa la cabeza; el segundo los instintos.

    El responsable da respuesta de sus actos. ¿Ante quién?

    Ante su propia conciencia. Ante sus padres, hermanos, amigos, compañeros. Ante su profesor. Ante las autoridades. Ante la sociedad. Ante Dios, si es creyente. Según cada caso.

Volver a: Responsabilidad