Lección de Tentaciones de Jesús

Jesús fue llevado por el Espíritu Santo al desierto para ser tentado por el demonio. Después de haber ayunado durante cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre.

   Entonces el demonio se le acercó y le dijo:  – Si eres Hijo de Dios, ordena que estas piedras que se transformen en pan.

   Jesús respondió:  – No solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

Volver a: El Bautismo de Jesús