Verbos regulares e irregulares

   Observamos una escena de caza: el perro trata de caz-ar a su presa, el conejo hu-ye despavorido, cuando la hierba crez-ca el conejo se la comerá, el sendero atravies-a el bosque.  Los verbos cazar, huír, crecer y atravesar no conservan la raíz de su infinito y por tanto son irregulares.

   Verbos regulares son los que conservan la misma raíz y toman las terminaciones de la conjugación a la que pertenecen. Ejemplos: amar, temer, partir.

   Verbos irregulares son los que en su conjugación alteran la raíz o no toman las terminaciones de la conjugación a la que pertenecen. Ejemplos: de caz-ar, cac-emos; de atraves-ar, él atravies-a; de jug-ar, yo jueg-o; de cont-ar, yo cuent-o.

Seleccionar si estos verbos son regulares y los irregulares.

Volver a: Clases de verbos